< diario de la crisis: politica y cambio climatico I * * .
<
Google
 

jueves, 10 de noviembre de 2011

politica y cambio climatico I


En los años 89 y 90 no se hablaba mucho sobre el cambio climático, apenas se discutía aun la teoría de Sagan  sobre el invierno nuclear, digo en la prensa y en la mayoría de las revistas, ya habían salido algunos artículos sobre el aumento de monoxido de carbono y el dioxiodo de carbono, se discutía el efecto de los fluorocarbonos en la capa de ozono, y poco mas.
 En realidad a pesar de mi fuerte afición por la climatología  y meteorología no lo paraba en absoluto a esas voces tímidas, casi susurrado que venia un calentamiento global, por los gases invernaderos.
 Ciertamente veía y sentía como en Caracas y Maracay había aumentado la temperatura media, y pensaba que era por la deforestación y el efecto de isla de calor de las ciudades.
 Por lo regular solía hacer excursiones con los alumnos a la selva[1], me parecía la mejor manera de enseñar, ya no veían las cosas en un libro, las sentían.
 En una de ellas al Ávila por algunos de los caminos del pico oriental alguien realizo una observación sobre unas plantas que tenían que vivir en niveles mas bajos de la selva, pero estaba muy por arriba de su cota.
 Una golondrina no hace verano.
 La deseche como una anomalía, pero comencé a fijarme mejor.
 Y efectivamente habían muchas otras mas.
La cosa parecía interesante.

 Cuando llegue a la civilización lo comente a varios y me dijeron que era por efecto de la “isla de calor de las ciudades” me convencí de ello.
 Pero me quedaba algunas dudas.
 Al mismo grupo los convencí (los coaccione y amenace) a que me acompañaran a realizar un estudio de la vegetación desde el litoral al Naiquatá (2900 mt/s.n.m)  en la vertiente norte el efecto del calor de la ciudad es casi inexistente, y  me di cuenta el las plantas estaban creciendo a cotas mas altas,.
 La explicación mas sencilla era que hacia mas calor.
 Una semana no era tiempo suficiente para hacer estadísticas necesitaba mas tiempo, y además mis colaboradores querían desertar.[2]
 Presente los dato preliminares, con las hipótesis que era causado por un aumento de la temperatura y que quería financiamiento, para hacer un estudio mas profundo.
 Cuando terminaron de reírse, me lo negaron.

 Comencé a buscar a “voluntarios” y en Agosto y parte de septiembre con mis propios fondos nos fuimos al Henri Pittier y comenzamos subiendo desde chuao, hasta el pico Cenizo a 2400mts/s.n.m y comprobé que era cierto, hacia mas calor. Las plantas que vivían en las zonas mas bajas estaban invadiendo las zonas altas.
 Escribí el articulo, y fue aceptado por una revista de ecología vegetal, me costo mucho, ya que me negué a poner el nombre de la universidad a la cual pertenecía.
 Pero si puse el nombre de todos mis “voluntarios”[3]
 Eso ayudo mucho a que mi popularidad con mis colegas se fuera a las nubes.
Todos hablaban de mí.
 Ese trabajo termino siendo uno de los primeros sobre la evidencia del cambio climático y como afectaba a las comunidades vegetales.
 Quería ampliarlo y para ello tenia que ir a los Andes, ya tenia lista la ruta de Barinas a los paramos, y otra desde las costa del lago de Maracaibo hasta el paramo de la Culata (4400mts/ s.n.m).

 Esa vez no se rieron de mí, lo admito. Pero me negaron de manera tajante cualquier tipo de financiamiento, y tampoco conseguí voluntarios.
 Al parecer la juventud de ahora a perdido sus ansias de aventuras y mas cuando yo les prometía 6 meses de puras aventuras, siempre  ponían excusas entupidas, y que si los estudios, las novias,  y demás tonterías.
 Esta de mas decir que esa fue mi único aporte a la ecología y al cambio climático.
 En esos años la mayoría de las personas pensaba que había algo malo en nuestros datos, que no podía ser, que teníamos que estar equivocados, que al fin y al cabo esas medidas no era precisas ya que las plantas suelen tener rangos indeterminados debido a los microclimas de las montañas etc etc etc.
 Claro que estaba de acuerdo con la mayoría de las objeciones ¿Como no estarlo? Pero no me permitieron, ni a mi, ni a otros en diferentes lugares del mundo que se habian percatado del fenomeno en profundizar en esas objeciones.
 Tuvo que pasar el año 97 y 98, los mas calientes en toda nuestra historia, para que se reactivaron esos estudios ecológicos.
 Pero ya el asunto era evidente; el mundo se estaba calentando, y ahí los fondos si aparecieron y en cantidades inimaginables, todos querían hacer un estudio sobre ello, en todas partes del mundo, leí estudios sobre ello de suiza, Austria, USA y hasta en Peru y Kenya.
 El calentamiento del mundo era real y afectaba a las poblaciones vegetales y animales.
 Pero ya en ese momento estaba en otra cosa y vi los toros desde las tribunas repitiendo “te lo dije.¿ No me vas a decir que no te lo dije?” mientras comía cotufas.
 Desde esa época todos los estudios muestran un calentamiento del mundo. En la primera década de este nuevo milenio  hemos tenido seis de los años mas caliente.
 Ya el año pasado 2010 fue el año mas caliente, al mismo nivel que el año 98.
 En los Alpes debido a su latitud es donde mas dramáticamente se ha visto la invasión de especies vegetales, en zonas que hasta hace pocos años eran yermas y apenas crecían líquenes en condiciones miserables.
 Esto más que los registros de temperatura tomado por satélites es la evidencia mas contundente de ello, al igual que la retirada de los glaciares, aquí en Venezuela hasta los años 80 existían por lo menos 5 glaciares permanentes, ahora solo queda uno a duras penas.
 Parece quedar claro que el clima esta cambiando y se esta haciendo mas caliente.
 Pero no todos piensan lo mismo.
 Algunos lo niegan de plano. Y solo recientemente han llegado a decir que es cierto,, pero que los hombres no tenemos nada que ver con ello.
 Es la voluntad de Dios o algo por el estilo.
 De esto hablare en el próximo.


[1] Para ser honesto, me permitía darle mas sabiduría a las alumnas. No vallan a pensar otra cosa.
[2] En realidad querían matarme, lentamente si era posible.
[3] Ellos por alguna razon misteriosa  se negaban a ser llamados “voluntarios” creian que era un insulto. Pero ese trabajo los ayudo mucho en sus carreras, pero aun de esa manera, no se veian muy agradecidos.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal