< diario de la crisis: Plantas, musicas y literatura * * .
<
Google
 

lunes, 11 de julio de 2011

Plantas, musicas y literatura


Hace años se comenzó a correr el rumor que las plantas crecian mejor con música, y no solo eso si no que la música del siglo XVII y del XVIII era mucho mejor, Y como es evidente me preguntanban sobre eso.
 Yo siempre decía que era una tontenteria que era posible que el ruido ayudara, pero que definitivamente las plantas no tenían oído.
 El asunto seguía año tras año, debo decir que yo en realidad no lo sabia, simplemente suponía que era falso. Hasta que llego un nuevo mito urbano, que las plantas crecías mejor con musica rock y que el heavy rock era lo mejor. Y de nuevo me vinieron a preguntar si era cierto.
 Me dije basta. Hasta aquí.
 Y me propuse probarlo, diseñe un experimento para sanjar la cuestión de una vez por toda.
 Tome unos clones (meritemos) de tomate de una cepa pura, y los dividí en tres habitaciones, en uno no había ningún ruido, en otro iba a poner rock pesadisimo 24 horas diarias y en el tercero, una grabación del trafico de caracas en su momento álgido.
 Pero pensando en el resultado tome en consideración la distancia de las plantas a la fuente (2 metros) la potencia de las cornetas (40watt) el nivel del ruido medido en decibeles, lo cual es importante ya los decibeles estan en función logarítmica y también se pueden trasformar en pascales, esto es saber la presión del aire que produce ese sonido.
 La referencia para el ruido fue de 90decibeles que el ruido promedio del trafico y fue utilizada también para la música.

  El resultado fue lo esperado después de tres meses el crecimiento de las plantas con música fue similar, no había una diferencia significativa entre ambos, esto es que las plantas, no diferenciaban entre el ruido del trafico y el ruido de la música pero ambos grupos crecieron un 15% mas que las que estaban en silencio.
 Efectivamente el ruido favorece el crecimiento de las plantas.
 El asunto corrió como pólvora y hasta alguien me metió la idea de presentar el trabajo en la ASOVAC y que carajo mandarlo a las revistas del campo.
 Mi ego no lo resitio.
 Me senté a escribirlo, llene hojas y hojas con formulas cada vez mas esotéricas y de pronto presente mis conclusiones, y dije que eso se debía a que la presión del aire permitía un mayor paso de gases en las células, pero no conforme con ello comencé a especular con los umbrales de resonancia con los organuelos de las células vegetales. Mas formulas y esta vez si eran esotéricas.
 Pero me quedo del carajo.
 Soy un genio. 
Muchas personas me lo pidieron y le sacaron fotocopia, era la solucion final al mito de la música clásica o el rock sobre el crecimiento de las plantas y tambien sobre el hablarle, ya que también tome ese caso y concluí que era al calor y la humedad del aliento aunado sobre la presion del aire que producimos al hablar.
 Mande mi artículo, y tanto yo como todos pensaban que era seguro que lo iban a publicar.
 A los pocos meses recibí la respuesta. No lo iban a publicar ya que la primera parte estaba bien planteado, que la presion del aire afectara el transpote de gases y mucho menos que la frecuencia de resonancia también fuesen afectados no lo había probado, solo lo había inferido, sin ninguna prueba de ello. La carta terminaba que esto sonaba mas a literatura que a ciencia y que tratara de probar mis conclusiones.
 Si asi. Como si eso fuese tan facil en este pais. Donde no hay dinero para la investigación. Para lo único que sirvió fue para que me chalequeran sobre el tema de la literatura y la ciencia. Hasta el hastio.
 Mejor no cuento las bromas, ya que terminaron molestándome y cuando hacia algo todos preguntaban ¿es literatura o ciencia?

 Ciertamente, cometí ese error, estaba tan seguro de mis conclusiones que no se me ocurrió comprobarlas y con base al experimento estaban sobre dimensionadas.
 El asunto quedo hasta ahí, yo rumiando mi seguridad y los demás riéndose.
 Hasta la semana pasada. Me llego un correo de un tipo que no conozco, pero me explico que un colega venezolano le había enseñado mi fallido paper y que le impresiono mucho (me imagino que para burlarse de mi)
 Y que el lo replico y comprobó que mis conclusiones eran validas, explico la manera como lo realizo y se dio cuenta que tenia toda la razón, pero el hecho que mi trabajo no había sido publicado no podía ponerlo como referencia y que deseaba ponerme como coautor de su trabajo, ya que de esta manera se haría justicia y blabla bla.
 Tanto despliegue de ética es casi vomitivo. No lo soportaba. La gente no actúa de esa manera. Estoy seguro que el tipo es un extraterrestre y tengo pruebas de ello. Los seres humanos no somos de esa manera.
 Anoche le respondí. Quería mentare la madre o algo similar.  Pero si el tipo quería ganarme en desprendimiento y ética estaba muy equivocado. No sabia con quien se metía.
 Le dije que no era necesario, que el había hecho todo el trabajo y en caso que quisiera nombrarme dijese que yo le había sugerido la idea, pero no era necesario que lo hiciera, y hasta le daba las gracias.
 Ja y el pensaba que era mejor que yo.

Etiquetas: ,

5 comentarios:

Anonymous GYubari ha dicho...

Ay, mi madre. Tú de verdad estás loco.¡Si el estudio es 60% tuyo! Me recuerda al chiste de Guille compitiendo con Mafalda a ver quien era más cadhiñozo.

Pero es una lección sobre cuando quiera hacer un experimento, dicen que no se aprende en cabeza ajena pero yo a veces me dejo llevar por mis "excelentes" ideas...así que lo voy a guardar en mi carpeta de "antes de hacerlo lee aquí". No es ficción, es verdad que tengo esa carpeta.
Yo también hice un experimento con plantas y música en mi adolescencia: ponía The Call of Cthulu y me fumaba una, pero nunca publiqué los resultados...

12 de julio de 2011, 12:01  
Anonymous GYubari ha dicho...

Mira entré aquí para preguntarte algo. ¿Tú por casualidad no conoces un libro de ciencia ficción en donde los personajes principales son unos extraterrestres que carecen de cuerpo? Son como unos seres-nebulosa que flotan libremente en el espacio.
Yo sé que la descripción no es muy buena pero es que escuché hablar de este libro, pero no del autor ni del título y siempre me ha dado curiosidad. Ahora que voy a salir de vacaciones quisiera leerlo.

12 de julio de 2011, 12:12  
Blogger luis ha dicho...

Me lo recorde y tienes toda la razon es igualito a lo de mafalda.
¿de verdad tienes esa carpeta? y despues de eso me dices que estoy loco?
mejor no lo digas mucho no valla a ser que nos metan en el mismo manicomio.
y creo que es de arthur c clarke o de frederic Brown, me suena mas a Brown yo lo lei, pero hace bastante tiempo. Es mas estoy casi seguro que es de el pero no recuerdo el titulo buscalo en quelibros.com

12 de julio de 2011, 16:20  
Blogger luis ha dicho...

volvi a eerlo y nme di cuenta que no deje algunas cosas en claro, por lo menos yo meme meto mucho con la amtematica y base mis concluciones en en los calculos que realize, un calculo sin sustento fisico es o era llamado literatura, ya que te hecha un cuento, pero ese cuento no necesariamente es cierto debido a que no hay sustento fisico.
Esa es la verdadera moraleja, no dejarse llevar por las matematicas si estas no tienen un sustento en la realidad

13 de julio de 2011, 6:31  
Anonymous GYubari ha dicho...

Anotado, gracias por la aclaratoria. Estas son las moralejas que me gustan, bueno las únicas.

14 de julio de 2011, 8:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal