< diario de la crisis: Las palabras y el amor * * .
<
Google
 

viernes, 21 de agosto de 2009

Las palabras y el amor



Las palabras son evidentemente la droga más poderosa creada por
la humanidad
. Kipling

Hace bastante tiempo conocí a una muchacha, muy rara, la manera de cómo al conocí fue extraña, para decir algo, fue en octubre, ya que ese día había caído una gran lluvia, y yo estaba en la autopista vía al este, pero ya tenia una hora en la cola, y había anochecido, pensé que si me metía al centro, tomaba la avenida bolívar, quizás pudiera llegar, y lo hice. Pero el centro estaba igual de colapsado, ya era cerca de las 8pm y cuando estoy cerca del nuevo circo veo a una muchacha, pelo negro y largo, pantalones negros y una camisa blanca, que ¡estaba pidiendo cola! Me dije “esta tipa esta loca” “que bolas tiene” y me pare para llevarla, ya que me parecía que le podía pasar algo. Ella no sabía quién la podía tomar, quizás un pervertido, si tenía suerte.
Me dijo que vivía en san Antonio, pero como la panamericana se había derrumbado se iba a quedar en caracas. No se por cual razón pero quede prendado de ella.
De alguna manera nos volvimos a ver al mes siguiente. Aun no se bien como, pero nos enamoramos. Estudiaba biología y tenia un color de ojos increíble, cambiaban de tono del amarillo, al verde y otras tonalidades, no podía dejar de verle esos ojos y con el contraste entre su piel en extremo blanca y ese pelo digno de un cuervo.
No solo estaba enamorado, se me habían volado los tapones, cuando vi que se comía las uñas fue la apoteosis ¡Una neurótica de verdad! Y las historias que me contaba eran para poner los pelos de punta. Le había quemado la casa de un antiguo novio, por alguna razón que nunca entendí, el novio vivía en la parte rural de las montañas de san Antonio, el tipo la volvió a reconstruir y ella se la pinto de negro, iba a pasear al cementerio de san Antonio, que normalmente esta con neblina y era realmente tenebroso. Pero yo estaba enamorado. Y lo que gustaba de ella era la manera de hablar.
Me tenia drogado con sus palabras.
Un ejemplo de su discurso;
-“Luis ¿Cómo me puedes explicar la evolución de los olores de las plantas? Me gustan los carros azules, ¿de verdad quieres tenerme? Pero no entiendo por que las personas hacen eso. Las cosas no son de esa manera. Hay algo malo. Me gustan las flores viejas

Yo era una persona muy lógica, hablaba de manera lógica y me gustaba ser lógico, todo tenia un principio, un desarrollo y un final..
Ella me rompió ese esquema, y tome la decisión de leer Rayuela, que lo tenía arrumbado en la biblioteca. Me di cuenta que ella era igual a ese libro, sin principio, medio, y sin final.
La dejaba a ella en su casa y me venia por la carretera, pensando en que significaba lo que me había dicho. Trataba de encontrarle un orden lógico a su discurso.
No sabia si había dicho que me amaba o que le era indiferente, deje de leer para solo pensar en que había dicho, o si lo que había dicho significa algo.
Y para colmo a veces le daba el ataque de hablar al revés, como esta misma frase quedaría. “Y arap omloc a secev el abad le euqata ed ralbah la sever” y yo tenia que responderle de la misma manera, eso le pasaba en especial cuando estábamos rodeados de personas, y me decía que quería quitarme los pantalones y comerme ahí mismo o cosas similares, y la personas no sabían que decía, a veces rezaba que no estuviera nadie lo suficientemente inteligente para descifrar lo que decía, ya que también decía que la mayoría de las personas eran estupida. Y decía de alguien con la cual estaba hablando - “ Atse se anu adiputse ¿Rop euq el sarim sal satet? On et natsug sal saim? -
Y yo miraba a mi interlocutora rezando para que no entendiera nada. Mientras le decía que si me gustan las de ellas y no me gustaba las de la otra.
Pero me volaba los tapones y hasta eso lo veía adorable.
Y si a al principio, en medio de mi ingenuidad le preguntaba que era lo que me trataba de decir. Era peor, quedaba totalmente perplejo y más confundido que antes de preguntar, me hablaba de perros, del cielo del sabor de un mango.
Increíblemente le iba bien en matemáticas y las materias científicas. Eso era el mayor enigma, ya que para pasar esas materias era necesario aplicar un mínimo de lógica.
Para tratar de entenderla me convertí en totalmente empático con ella, como nunca lo había antes, casi sabia lo que iba hacer antes que ella lo hiciera, sabia donde estaba, sin preguntárselo, fui demasiado unido a ella.
Pero ella en un momento me dijo que la vaina no funcionaria, y nos dejamos.
Me costo mucho olvidarla, pero al final me case con otra, mas insulsa, pero sobre todo mas simple, y no supe de ella por unos 6 años, por vainas del destino me estaba divorciando y me la consigo de nuevo. Y todo volvió de nuevo, ella estaba a punto de casarse, el tipo consumía coca y era súper celoso, pero no le pare, estaba en mi etapa suicida, ya que el tipo media casi 2 metros, trate de convérsela que no lo hiciera, tuvimos sexo, pero aun ella siguió con sus planes, y se caso. Fui a su boda, para demostrar lo masoquista que soy.
A los pocos meses, volvió a mi, me dijo que el tipo era un loco, que esto y que lo otro y que podíamos tratar de nuevo. Le dije que no, trato de convencerme en la cama. Pero no.
Pero que va, me di cuenta que tomar cianuro, era más saludable. Y que aun quería seguir cuerdo, y me la arranque, con todo el dolor que eso significaba.
Luego de dos años la volví a ver, no sabia si estaba drogada o no, en ella eso no hacia diferencia, y fue la ultima vez que la vi.
Ahora me consigo con estas fotos de ella, me doy cuenta del poder de las palabras, ella me voló los tapones con sus palabras.
Cuanta razón tenia Kipling.


PD; y si es ella la que esta en las fotos nury Baldera
, ,
, ,

Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

Blogger Jorge ha dicho...

Despues de todos estos años, por fin le veo la cara..... y que experiencia!!!! no se si envidiarla o rechazarla...

saludos luisillo

21 de agosto de 2009, 19:48  
Blogger luis ha dicho...

ja aj ja, consegui estas fotos por pura casulaidad, pero de pana ella no era fotogenica, y si depues de contarte el rollo tantas veces por fin la ves.
y fijate no se parecia en nada a wendy.
jajaja

21 de agosto de 2009, 20:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal