< diario de la crisis: Las angustias del escritor * * .
<
Google
 

sábado, 29 de enero de 2011

Las angustias del escritor


Everything good in the life is either inmoral, illegal or fattnning
Nicole Richie
 Voy a escribir algo, la vaina es que no se sobre que. Creo que es un error tratar de escribir como ellos, los de panfletonegro, la mayoría son periodistas, escritores como Krisis  Sergio y juan manuel, a veces leo lo que escriben y me  da la impresión que escribo como un tullido que huye de un perro rabioso. O algo por el estilo, que da pena.
 Quizás se mi vanidad, el afirmarme, yo existo, por lo tanto pienso, el asunto es que no se sobre que escribir, a ellos no creo que les interese las vainas que me apasionan, y escribir sin pasión es como hacerse la paja sin ganas, o peor.
 Igual me pasa con el con el blog, no tengo idea lo que le interesa a los demás, y por eso no escribo, no se que decir, o mejor dicho tengo muchas que decir, demasiadas, lo peor es que no se como decirlas.
 Toda esa gente a tomado miles de horas de redacción y ¿Qué coño se yo de redacción? ¿Acaso alguna vez he leído, aunque sea someramente como se debe redactar? Esa vaina no me da nota, y si no me da nota  no lo hago.
 Quizás quiera escribir ya que estoy entrenado para hacerlo, cuando iba al laboratorio tenia que hacer por lo menos 4 informes a la semana, a veces eran mas y todos por lo menos de 10 a 20 paginas como mínimo. Me entrenaron como al lorito del piso 3 a decir “chavez si se va”  y como no sabe decir nada más se pasa en eso todo el día.
 A veces provoca decirle que chavez si se queda, para ver si se calla.
 A mi me entrenaron a escribir. Pero de la manera más estéril y aburrida que se pueda imaginar, jamás decir yo, si no nosotros. El omnipresente “Nosotros”. Nosotros jodimos, nosotros escoñetamos, nosotros, nosotros.
 Creo que si vuelvo a escribir un nosotros tomo una hojilla y me quito la piel de la cara. Pensándolo bien, no es mala idea.

 En el laboratorio pasaban cosas increíbles, a veces Silvia se ponía a llorar cuando un experimento se iba al coño, eso no lo podía ponerlo en el informe, o cuando Alejandro, llego tan dormido que no se dio cuenta que tenia un café en la mano y pensó que era una solución nutritiva y se lo hecho a un cultivo de tejido, eso es lo que valía la pena poner en el paper, las mentadas de madre que le dimos y el pensaba que estaba soñando.
 O cuando por estar viéndole las pantaletas a Silvia mezcle algo que hizo explosión, aun no se que coño hice. Pero no tenia que escribir como si fuese un robot, sin sentimientos, como para que las personas pensaran que era objetivo, un coño, lo que menos uno es ser objetivo. Cuando a uno se le ocurre una idea, resuelve un problema, grita, salta, los demás se unen a la gritería, se pone música a todo volumen Iron Maiden. Eso es lo que valía la pena escribir y nunca lo pude hacer.
 Y ahora aquí quiero escribir sobre algo. Por que a pesar de todo soy escritor, hace como dos años  tome todos los informes y paper que había escrito, los iba a meter en una cajas, ya saben, para la posteridad y toda la demás paja, de pronto me doy cuenta que son dos cajas, basándome en el grosor de una hoja y midiendo toda la pila realice un calculo rápido y me dio como 12 mil y pico de hojas. DOCEMIL Y PICO, y coño si alguien escribe  esa cantidad de paginas tiene que ser escritor, no importa que sea pura paja loca, son doce mil paginas escritas con miles y miles de referencias ya que después que Einstein  escribiera sus artículos de 1905 con una sola referencia, se  tomo la decisión que cualquier articulo que no tenga un mínimo de 50 referencias no seria publicado. No valla a ser que aparezca otro Einstein. La vaina es una ladilla se escribe así, “La poliplodia (45) es inducida por las citoquininas (46) eso tiene ventajas en la producción de las plantas (47) y las hace mas resistente a las enfermedades (48)” es una locura leer esos paper, uno gasta mas tiempo buscando las referencias que haciendo el bodrio, es por esa razón que el Internet fue utilizado por los científicos primero que los demás, era para buscar las malditas referencias, yo lo utilizaba como 5 años antes que se popularizara en el año 1995, no sabia que también servia para buscar porno gratis.
 Era caído de la mata.
 Total agarre esa pila de hojas y las queme, por supuesto un 21 de junio, en honor a los viejos dioses Celtas. Y me dieron unas ganas de matarme, la vida es absurda, solo se vive para producir basura intelectual, busque el libro de Camus “el mito de Sísifo” y lo releí, y si, tenia que matarme.

 Pero de eso no se habla, todos somos felices, cuando la felicidad es antinatural, y por eso consumimos drogas sicotrópicas y alcohol para tener esa felicidad que tanta falta nos hace. Pásame el porro.
 Pero si todos tenemos que poner buena cara, tener una sonrisa pret a porter todo el tiempo, la gente que habla del suicidio es “mala vibra” de esa vaina no se habla, cuando es lo mas razonable elegir el momento y lugar donde morir, es mejor que sea uno mismo, a que lo elija cualquier malandro o la simple vejez. Me salve debido a que conseguir heroína es todo un peo en este país, mi jibaro de confianza no tenia ni puta idea como conseguirla, y esa es la mejor manera de irse de este “valle de lágrimas” una buena sobredosis sin el peligro de convertirse en adicto a la heroína.
 Pero de eso no se habla. Todos tenemos que decir que estamos de pinga, que escribir doce mil paginas de guevonadas es de pinga, que mi vida tiene sentido debido a que escribí doce mil paginas de mariqueras, y eso le da sentido a la vida (¿Qué que? ¿Me lo juras) si las queme, al coño con la posteridad, me importa esta angustia, este vacío que crece y crece ¿se me abra metido esa energía oscura que acelera el universo en mi pecho?
 Y que conseguir heroína es todo un peo.
 Acepte mi barranco, y como no se escribir mas que guevonadas seudo intelectuales para un grupito de fanáticos medio raros, ahora quiero escribir de verdad. Nojoda. Como Sabato. De burdeles y catedrales.
 Pero no sirvo para eso, solo se escribir fluidamente en un lenguaje estéril y árido, no se como poner adjetivos, y mucho menos hacer metáforas, no me entrenaron para eso (trua lorito) pero que coño, quiero escribir sobre algo, ya saben la vanidad, no acaba ni en la tumba, todos quieren ser cadáveres bonitos y hasta los maquillan, para que la gente diga “si hasta parece vivo” vanidad. Si a mi cadáver lo llegan a maquillar mato a más de uno.
 Lo juro. Por esta.
 Además ¿para que me lea Quien? a nadie le importa lo que diga o deje de decir. Es una vanidad masturbatoria. Y luego salgo por ahí y digo;” yo me lo hice ¿y que?” No me sale nada, no tengo ideas, y reconocer eso es lo peor, que uno no es tan genial como me pinto, que soy un pobre e innominado mediocre. Que más valdría que me callara y que no dijese nada.
 Lo único que me reconforta es que casi nadie leerá esto y casi nadie sabrá que soy mediocre y puedo seguir cayéndole a coba a los demás.
 Aja, ¿pero de que escribo? Puedo hacer como Cortazar y escribir sobre nada. Pero ya los fiscos saben, la nada esta llena de demasiadas cosas.
 Al carajo mejor mando esto, al fin y al cabo nadie me va a pegar y he hecho tantas veces el ridículo que una vez mas no hace diferencia

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Alexander Strauffon ha dicho...

Mas que redaccion, es cuestion de inspiracion.

29 de enero de 2011, 13:50  
Blogger luis ha dicho...

Chamo, tienes toda la razon

30 de enero de 2011, 6:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal